Pasar al contenido principal
Image
Iñaki Garralda pertenece al departamento de Planificación y Sistemas de Gestión de NILSA y, además, se encarga de las actividades de fomento de la salud en la empresa.

La promoción de la salud, herramienta estratégica de NILSA

Me llamo Iñaki Garralda, tengo 47 años y estoy trabajando en NILSA desde noviembre de 1998 como técnico en el Área de Administración y Finanzas de la empresa y desde abril de 2019 en el Área de Planificación y Sistemas de Gestión, creada en 2016.

 

Me dedico, junto con el responsable del área, a labores relacionadas con el mantenimiento del Plan de Gestión Integrado de NILSA, a la elaboración de los controles de gestión trimestrales con un sistema de indicadores que plasmamos en el Cuadro de Mando que supervisa nuestro Gerente, a la coordinación del sistema de Prevención de Riesgos Laborales, a las labores del Responsable de Prevención de Delitos, entre otras tareas. La certificación del sistema de gestión de NILSA con las normas ISO 9001,  ISO 14001, ISO 45001  ha hecho que estos trabajos hayan adquirido mayor relevancia y responsabilidad.

 

Sin embargo, en este artículo os quiero hablar de un área de mi trabajo que, a veces, no se desarrolla en las empresas y que, en mi caso, está siendo una de las labores más gratificantes y de mayores satisfacciones del trabajo cotidiano, que es la promoción de la salud del personal de NILSA.

 

Como ya he dicho,  entre otros aspectos, colaboro con los  relacionados con la Prevención de Riesgos Laborales (PRL) de los trabajadores y trabajadoras de la empresa. Como es conocido, la PRL siempre aparece envuelta en un cuerpo normativo y burocrático terrible y creo que, por ello, suele ser casi siempre un aspecto de poca relevancia en la gestión de las empresas (hasta que se produce un accidente, claro). En NILSA siempre hemos tenido muy presente la gestión de la PRL, probablemente porque nuestra exposición a determinados riesgos es muy relevante en las depuradoras de aguas residuales (espacios confinados, caídas, riesgos biológicos, etc.) y porque, además, en las instalaciones de las depuradoras también desarrollan su trabajo muchas personas (más de 100) perteneciente a empresas contratadas por nosotros a las que, obviamente, también debemos proteger.

 

Pero, en definitiva, entre las evaluaciones de puestos, las de riesgos de las instalaciones, los protocolos de acceso a espacios confinados, de vigilancia de la salud, de vacunaciones, los justificantes de entrega de EPI´s, de aptos, de TC2, los planes de emergencia de las instalaciones, las instrucciones técnicas y todas esas cuestiones tan necesarias y tan, por otra parte, aburridas, la gestión de la PRL no resulta nada estimulante.

 

Sin embargo, en el mes de marzo de 2016, en el contexto de la gestión de la PRL introdujimos una nueva línea de trabajo denominada “Promoción de la salud de los trabajadores”, que aunque está recogida en la normativa, nadie sabe exactamente muy bien qué hacer.

 

En aquel momento, desde Mutua Navarra, a la que NILSA está adherida desde 1990, se nos planteó la posibilidad de formar parte de una red de empresas “saludables” con el objetivo de evolucionar de una cultura burocratizada de PRL a una realmente preventiva, buscando que la mejora de la salud de los trabajadores redunde en una mejora de las todas las cuestiones relacionadas con la PRL.

 

Con ello, pusimos en marcha una metodología de trabajo muy peculiar, que comenzó con la asistencia a un par de reuniones y el lanzamiento, por parte del conjunto de empresas de la campaña «Stop al sedentarismo», con el objetivo de combatir la gran epidemia en términos de salud del siglo XXI que es el sedentarismo y los problemas de salud que conlleva (aumento del riesgo de diabetes y de sufrir procesos de afecciones cardio-vasculares, entre otros).

 

A continuación planteamos a la Dirección de NILSA la posible participación en el grupo y el despliegue de la campaña, que se concretó en la firma del documento de adhesión en mayo de 2016 y en la realización de una charla de sensibilización y una encuesta dirigida a la plantilla, que se realizó en el mes de octubre y que nos indicó que un 92% de las personas participantes tenían interés en los temas de fomento de salud. Con todo ello, constituimos un «grupo-motor», compuesto por cuatro personas de diferentes áreas y niveles de responsabilidad, para liderar y coordinar las distintas acciones.

 

La campaña en NILSA se desplegó de forma efectiva a partir del mes de marzo de 2017, a través de nuestra intranet de comunicación interna y de los tablones de anuncios, en los que, además de unos carteles permanentes con el mensaje “Muévete, tronco/a”, para concienciar a toda la plantilla de diversas cuestiones relacionadas con el objetivo de la campaña, cada mes exponemos un consejo temático. Estos han sido algunos de lo temas expuestos hasta el momento:

 

  • Lea esto, pero hágalo de pie
  • Pon un podómetro en tu vida (10.000 pasos al día)
  • Quererse no tiene horario
  • Los siete magníficos… de la alimentación
  • Todos somos peatones
  • ¿Utilizas el móvil de forma segura al volante
  • Caminar todo el día, todos los días
  • Ojos para toda la vida, que no se fatiguen
  • El aceite de palma, tan frecuente hoy en día
  • Como manejarse en la complejidad
  • La bicicleta, medicina sobre dos ruedas
  • ¿Sabrías detectar un ICTUS? (en colaboración con ADACEN)
  • Encuentra tus mientras
  • Desayuno saludable
  • El humor y la salud

 

Como puede verse, la temática expuesta abarca temas propios de la propia campaña (fomentar la movilidad y cuidar la alimentación), junto a otros tangenciales como los relacionados con la conducción segura, el estrés, la fatiga visual o la detección de un suceso de ictus, pero todos ellos en un contexto amplio de promoción de la salud de las personas de NILSA. Con ello, hemos conseguido aumentar el nivel de conciencia de que la salud personal es un elemento clave en el desarrollo también profesional de los miembros de nuestro equipo y, además, hemos creado un espacio de debate y conversación sobre estos temas, mejorando las relaciones «informales» de las personas de NILSA.

 

Paralelamente, a partir del mes de noviembre de 2017, dimos un paso adelante en la campaña, incorporando una sesión semanal de aprendizaje y realización de varios ejercicios físicos sencillos (estiramiento, potenciación, movilización y relajación) que permiten corregir y mejorar hábitos cotidianos en nuestros respectivos puestos de trabajo. Esta actividad se desarrolla con continuidad desde dicha fecha, con una dedicación de 15 minutos, a la que asisten habitualmente unas 15 personas de la plantilla. Para ello, fue necesaria una formación previa de las personas que componen el “grupo motor” de la campaña en los locales de Mutua Navarra bajo la supervisión de un experto en fisioterapia. Actualmente, estamos formándonos en ejercicios específicos saludables de lumbares, cervicales, hombros y mano/brazo.

 

No descartamos ampliar el alcance de este tipo de actividades que, evidentemente, mejoran la salud personal de nuestro equipo y, en consecuencia, nuestro rendimiento profesional.

 

Desde aquí os animo a desplegar este tipo de iniciativas en vuestros centros de trabajo, porque, de verdad, ¡MERECE LA PENA!

Iñaki Garralda pertenece al departamento de Planificación y Sistemas de Gestión de NILSA y, además, se encarga de las actividades de fomento de la salud en la empresa.

Iñaki Garralda pertenece al departamento de Planificación y Sistemas de Gestión de NILSA y, además, se encarga de las actividades de fomento de la salud en la empresa.