Pasar al contenido principal
El Circuito de Navarra es el único circuito nacional de titularidad pública con un modelo de gestión externalizado a una entidad privada.

Los Arcos MotorSport – LAMS continuará con la gestión del Circuito de Navarra hasta diciembre de 2024

La operación supondrá un ingreso de 1,5 millones de euros para la sociedad pública de Gobierno de Navarra propietaria de la instalación, Navarra de Infraestructuras de Cultura, Deporte y Ocio (NICDO)

El proceso público abierto para el arrendamiento a partir del 1 de enero de 2020 del Circuito de Navarra ha concluido con la selección de la candidatura de la empresa navarra Los Arcos Motorsport - LAMS y la negociación y firma del nuevo Contrato de Arrendamiento con Derecho a Compra, que tendrá una duración de 5 años.

 

El proceso se inició en enero de 2019. En él concurrieron dos candidaturas: LAMS y la británica MotorSportVision – MSV, operadora de varios circuitos de velocidad en Inglaterra.

 

La empresa seleccionada finalmente, la navarra LAMS, continúa así con la gestión que viene desarrollando desde el 14 de febrero de 2014. Entre sus socios cuenta con personas de amplia experiencia y conocimiento en el mundo del motor. Además, su candidatura se ha visto complementada con la entrada de nuevos accionistas a lo largo del primer semestre de 2019 y la ampliación de capital para afrontar el proceso con una posición financiera muy reforzada. Al capital mayoritariamente navarro ya existente se añaden otros dos socios extranjeros con fuerte vínculo con la Comunidad Foral y con el sector de la automoción.

 

Asimismo, su proyecto profundiza en aspectos del actual modelo de gestión -basado en un calendario mixto de eventos de motorsport de concurrencia pública y de eventos de naturaleza privada, como presentaciones, pruebas y eventos de distinta índole- al tiempo que amplía aspectos relativos al uso del edificio “Atalaya” del trazado navarro; así como a labores de formación en un espectro amplio de disciplinas vinculadas al motor y la reorganización de su estructura orientada a una mayor internacionalización del marketing y la comercialización.

 

Una infraestructura que genera ingresos en Navarra de entre 7 y 8 millones de euros

 

La oferta seleccionada remunerará a la sociedad propietaria del circuito, NICDO, con un importe de 300.000 euros anuales durante el periodo objeto del contrato. El resultado total serán 1,5 millones de euros al cabo de los cinco años de arrendamiento.

 

Este contrato incluye, de firma adicional, una opción de compra por parte de LAMS a lo largo de su duración, con un precio de adquisición base de 15 millones de euros, actualizado año a año con el IPC de Navarra. Por su parte, LAMS tendrá un derecho de tanteo en el caso de que NICDO recibiera una propuesta homologable y superior a ese importe base por parte de un tercero para la compra de la instalación.

 

A lo largo de toda la operación la sociedad arrendataria ostentará una garantía bancaria de 500.000 euros. Cabe resaltar que la sociedad gestora prevé ingresos anuales de la explotación en el rango de los 2 a 3 millones de euros en función del año y un gasto directo en Navarra derivado de su uso de en torno a 7 millones de euros gracias a los asistentes y organizadores de los eventos que tienen lugar en sus instalaciones.

 

Con el objeto de facilitar una explotación eficiente y transparente, se mantendrán las dos comisiones mixtas existentes desde 2014: una de ellas técnica -para velar por el correcto mantenimiento del circuito y su conservación a lo largo del periodo del contrato- y otra enfocada al control económico. Ambas se reunirán con una periodicidad mínima semestral y estarán conformadas por personal de LAMS y NICDO.

 

La oferta, por último, garantiza el mantenimiento de los niveles de homologación existentes en el Circuito para competiciones de turismos, motos y fórmulas.

El Circuito de Navarra es el único circuito nacional de titularidad pública con un modelo de gestión externalizado a una entidad privada.

El Circuito de Navarra es el único circuito nacional de titularidad pública con un modelo de gestión externalizado a una entidad privada.