Pasar al contenido principal
Ejemplar del águila de Bonelli

La recuperación de las grandes rapaces y la historia de los cables aéreos en Malloak, este sábado en una jornada en Gaintza

Personal técnico del proyecto Ecogyp, liderado por GAN-NIK, guiará la explicación junto con el vecindario, Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Araitz

La localidad de Gaintza en el Valle de Araitz acoge este sábado día 13 una jornada de presentación de los avances del proyecto Ecogyp (Interreg-POCTEFA) en la que, entre otros aspectos, se explicarán tanto la situación de las grandes rapaces en el cresterío de Malloak como también la recuperación de los cables aéreos usados tradicionalmente para el transporte de la hierba por las y los habitantes del valle de Araitz.

 

La consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Isabel Elizalde, participa en este acto, junto con el alcalde de Araitz, Joxe Manuel Zubillaga, el coordinador del proyecto Alfonso Llamas, responsables de GAN-NIK, y representantes de la localidad que han participado en auzolan en la recuperación de los cables.

 

Tras la intervención de la consejera y del alcalde, Alfonso Llamas detallará las acciones más relevantes de conservación y el diagnóstico de los servicios ecosistémicos que prestan las rapaces y sus hábitats.

 

El acto incluye también la presentación de los puntos de información acondicionados, situados en Gaintza junto al tramo de cable recuperado, en el cementerio de Azkarate, a los pies del Balerdi y en la entrada del Ayuntamiento del Valle.

 

Ecogyp: hábitats, personas, rapaces

El proyecto Ecogyp, servicios ecosistémicos, rapaces necrófagas y hábitat está liderado por el Gobierno de Navarra, a través de la empresa pública GAN / NIK, y participan la Diputación Foral de Álava; la Fundación Hazi, con la Diputación Foral de Gipuzkoa como asociada; la Ligue pour la Protection des Oiseaux (LPO); la Fundación Catalunya La Pedrera; y la Diputación General de Aragón.

 

Su objetivo es contribuir de forma conjunta a la conservación de la biodiversidad en los Pirineos y reforzar los vínculos de los actores pirenaicos y las especies emblemáticas del patrimonio natural.

 

Entre las rapaces destaca el quebrantahuesos, una especie con una capacidad lenta para recolonizar territorios perdidos. Desde hace algunos años esta especie se ha ido asentando en la Sierra de Aralar. Hoy en día podemos considerar a esta especie como residente en la zona. Cualquier paseante puede disfrutar de observarla mientras explora volando los roquedos y pastizales de montaña.

 

Entre las actuaciones del proyecto destacan el diagnóstico y puesta en valor de los servicios ecológicos prestados por las rapaces necrófagas y sus hábitats; fortalecer los lazos existentes entre las rapaces y sus hábitats con las actividades humanas; y crear estrategias transfronterizas compartidas de la gestión.

 

En Navarra, un ejemplo de puesta en práctica de este tipo de actuaciones es el acondicionamiento de tres puntos de información, como recurso para el sector ocio-turismo, en el Valle de Araitz, a los pies del cresterío de Malloak.

 

Precisamente, en el marco de este proyecto, las vecinas y vecinos de Araitz, con la colaboración del Ayuntamiento, han recuperado una parte del sistema de «cables aéreos», una especie de tirolina que permitía a las y los baserritarras recoger en verano la hierba de los pastos montanos, y transportarla por el aire hasta los mismos desvanes de los caseríos.

 

ECOGYP está cofinanciado al 65% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Interreg V-A España-Francia-Andorra (POCTEFA 2014-2020). El objetivo de los proyectos POCTEFA es reforzar la integración económica y social de la zona fronteriza España-Francia-Andorra. Su ayuda se concentra en el desarrollo de actividades económicas, sociales y medioambientales transfronterizas a través de estrategias conjuntas a favor del desarrollo territorial sostenible.

Ejemplar del águila de Bonelli

Ejemplar del águila de Bonelli